viernes, 24 de enero de 2014

Y SI LOS ARCANOS HABLARAN: Si La Templanza Hablara

Protección, circulación, curación

Palabras clave:
Ángel de la Guarda - Medida - Mezcla - Circulación - Armonía - Curar - Proteger - Benevolencia - Prudencia - Templar - Salud - Ecuanimidad...

«No pasa un segundo sin que esté con vosotros, pues mi esencia verdadera es ser guardiana. No imagináis la cantidad de peligros y enfermedades de los que os salvo. Ahí estoy, os vigilo. Cuando soñáis, velo por vuestros sueños, aparto las pesadillas.

Os amo infinitamente. Fiaos de mí porque, cuando dejáis de creer en mi benevolencia, me vuelvo cada vez más minúscula e invisible, pierdo una parte de mi poder. Pero, en cuanto volvéis a verme, actúo cada vez mejor, dentro de vosotros como en el mundo exterior. Al igual que una madre dejaría a su hijo al cuidado de una persona de confianza, podéis confiaros a mí como niños: os protegeré. ¿Cuántos de vosotros habéis tomado súbitamente consciencia de mi existencia en el instante en que un coche iba a atropellaros y yo os eché atrás? ¿O cuando os disuadí de que subierais a un avión que iba a estallar en vuelo? ¿O cuando os detuve a pocos centímetros de un abismo?

Soy el equilibrio y la prosperidad. Soy la voz interior que exclama "¡Cuidado!", y os evita el error fatal, el accidente, el gesto irreversible. Por vosotros estoy en constante estado de alerta. Soy la benevolencia del universo. Me comunico con la naturaleza y todas las entidades que gobiernan el mundo para que os sean favorables, intercepto los peligros, guío los intercambios. Estoy presente en el Norte, en el Sur, en el Este y en el Oeste, en los cuatro polos del mundo, para que viváis en total confianza.

Se me ha llamado "Ángel de la Guarda", así me soñó la Iglesia, con apariencia infantil. Soy esto y mucho más que esto. Soy una parte de vuestro inconsciente, su parte benévola, la que os ayuda y os vigila hasta en vuestro sueño. Estoy aquí para impulsaros a actuar cuando una acción es buena para vosotros. Dadme vuestra confianza: estoy para equilibraros. Los que sufren y se atormentan no me conocen, y sin embargo también estoy para ellos. Sólo espero que me vean, que me llamen.

No os pido más que una cosa: que me conozcáis. Si me reconocéis, no estáis solos. Pero entonces, me diréis, ¿qué hay que hacer para llegar a mí? Y os responderé: hay que empezar por imaginarme. Podéis invocar primero mi imagen infantil de Ángel de la Guarda, es mi inicio. 

Jugad conmigo como el niño que habla a su ángel. Haced como si existiera. Imaginad que estoy ahí, junto a vosotros, siempre, y que mi único cometido es ayudaros. Y sobre todo, como un niño confiado, aceptad mi ayuda.

Abandonad vuestras defensas. Cuando necesitáis algo, pedidlo en voz alta: "Ángel de la Guarda, ayúdame, intercede por mí en este problema, en esta dificultad...". Responderé a todas vuestras peticiones, ya sean prácticas o espirituales. Pedidme que os proteja, me gusta protegeros. 

Decidme: "Protector mío, vela por mi salud, ayúdame a encontrar un trabajo que me guste de verdad, en que me realice como ser humano, que no falte de nada a mi familia".

O decidme: "Protector mío, ayúdame a conservar la calma en estas circunstancias difíciles, ayúdame a progresar y a desarrollar mi consciencia, dame fuerza, mejora mi salud y haz que cada día yo resulte útil a quienes me rodean. Confío en ti".

Incluso si no creéis en mí, imitad esta creencia y, poco a poco, empezaré a aparecer. El tiempo es mi aliado, pues os aporta cada vez más sabiduría. Estoy con vosotros desde el nacimiento hasta el momento que llamamos la muerte, que es otro nacimiento.»

Entre las interpretaciones tradicionales de esta carta:
Curación - Salud - Protección - Equilibrio dinámico - Cambios - Reconciliación - Circulación de los fluidos (sangre, agua...) - Flujo de las energías - Paso de una frontera - Viajes - Sueños premonitorios - Armonía - Humor equilibrado y apacible - Mezclar - Ponderar - Atenuar las pasiones - Equilibrio de las fuerzas vitales - Angelismo (el ángel no tiene sexo) - Excesiva tendencia a la moderación - Avaricia - Comunicación consigo mismo - Mensajero de la gracia - Curación espiritual - Evoca a un difunto (escultura funeraria ) - Trasmigración de las almas, reencarnación - Serpiente emplumada.

La vía del Tarot. Alejandro Jodorowsky y Marianne Costa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada