domingo, 27 de abril de 2014

お帰りなさい | BIENVENIDO

Alejandro Jodorowsky: Acabo de llegar a París, desde Tokio. 12 horas de viaje. Una semana intensa. Maravillos@s japoneses, tan sensibles, delicad@s, profund@s...
Tokio, ciudad limpia, ordenada, con millones de ciudadanos que hablan quedo, se relacionan con respeto, se visten con genialidad, comen sano. Tokio, con un entusiasmo cristalino, me dieron montones de regalos y cartas poéticas. Una experiencia que Pascale y yo nunca olvidaremos. Se me hinchó la garganta, y un médico de 90 años, con un algodón untado en yo no sé qué y enrollado en un fierro la raspó y curó en 1 minuto. Cada entrevista duró una hora casi, con preguntas filosóficas de una asombrosa profundidad. Me abrazó un campeón de lucha enmascarado. El día del estreno, pagado, el teatro se llenó: 500 personas de todas las edades. Aplaudieron y pidieron que leyera el Tarot frente a ellos.
Por falta de espacio, los japoneses han desarrollado un modo de vida contenido, discreto, yo diría poético. Me encantó esta visita. ¡Arigato!
Y ahora me lanzo al catre, a dormir unas 10 horas. Mañana escribiré para ti mis twitts dos horas más tarde que lo acostumbrado. Bi japi.

@alejodorowsky en Twitter


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada