jueves, 24 de abril de 2014

Deuda

Canto que surge de la tumba del mundo,
Huella de herida a través de la ropa,
Rostro flotando en lo oscuro,
Espejo de oro oculto en la arena,
Pozo eyaculando una estrella,
A lo efímero pertenece mi alma,
Cada átomo de mis sueños
Es un esfuerzo trágico.

¡Que el viento se lleve lo superfluo!
¡Que sólo permanezca
Mi columna vertebral
Convertida en espada!
¡que sus huesos canten
Como pájaros agradecidos!

Hundo mi lengua
En el centro sin límites del aire
Si un árbol me crece en la boca
Tú fuiste la semilla.
Alejandro Jodorowsky [Pasos en el vacío, p. 21] 
Imagen: Entwives of Valinor by kaiorton


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada