domingo, 27 de abril de 2014

La Visión Compartida

Convirtiéndonos en nuestra propia madre y nuestro propio padre,
pariéndonos a nosotr@s mism@s,
nos disponemos a no repetir abusos.
A la mirada de oro y plata,
añádele la luz de tu diamante,
enriquecerás al mundo y te enriquecerás a ti.
Sólo el miedo nubla la vista,
el amor la afina.

Texto: Montserrat Tubau
Imagen: Fito Espinosa




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada