lunes, 21 de abril de 2014

X.TSÉ JAN: FIEL A SU NATURAL

Avanza entero por el camino trazado de su destino y posa la mano
con el mismo cuidado que si fuera a poner en marcha la primavera.
Si golpea la puerta de un vecino no es para pedir prestado, sino
para anunciar el nacimiento de una nueva raza de aves.
En verdad nunca usurpa nada, pues adquirir con violencia
engendra más pobreza. Se inclina hacia el enfermo con su ser entero
concentrado en la ayuda. Luego, cumplida su misión, olvida.
Nunca se repite, no pule un estilo, no crea formas para obtener
premios, dice sin desvíos, elude competir. Como sabe que todo se vive
por última vez, vive cada reencuentro con la fuerza de una primera vez.
Ermitaño, en la montaña inhabitada, atraviesa la lluvia para ver
caer las flores del cerezo; sus palabras sencillas y sus frases bien
sentidas tienen el giro fácil de los ciclos de la naturaleza. Para que se
muestre habría que ir a buscarlo en la región oscura donde se pierde
el nombre de las cosas.
Alejandro Jodorowsky [Imagen del alma. Los veintidós temas del poeta, en: Poesía sin fin, p. 15] 
Imagen: Lassi


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada