viernes, 31 de octubre de 2014

Me Ha Llegado Una Carta




Imagen: Advice by Rainbowlullaby
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

Me Ha Llegado Una Carta


Alejandro Jodorowsky: Es Importante Subrayar La Importancia De La Imaginación

Nubes De Dosis Diarias: Alejandro Jodorowsky: Es Importante Subrayar La Im...: La historia profunda de mi vida es la de un esfuerzo constante para expandir la imaginación, hacer retroceder sus límites, aprehenderla en s...

Todas Las Instancias Minuto A Minuto De Alejandro Jodorowsky En El Festival Trieste Science + Fiction



¿Quieres Aprender A Desarrollar Tu Imaginación?

Alejandro Jodorowsky describe en su obra “La danza de la realidad” modos en los que se desarrolla la imaginación:

Con la suma: equivalente a agrandar, revisé mis recuerdos: la literatura y el cine habían usado hasta el cansancio esa técnica.

A un santo, el corazón se le hincha tanto que hace estallar su pecho y sigue aumentando de volumen hasta ser gran­de como un rascacielos. Los pobres vienen por millones a vivir alrededor de él. Se nutren cortando pedazos de la víscera que, cuando la mutilan, gime con placer.

Con la resta: disminuir, podía encontrarla en los cuentos de hadas. Allí abundaban enanos, gnomos, hombrecillos. Alicia come el pastel que la empequeñece. Jonathan Swift envía a su héroe al país de Liliput.

Aplicando esta técnica, imaginé que el anillo de bodas de un casado insatisfecho se achicaba hasta cortarle el dedo.

Con la multiplicación: una pintura de Breughel representa la invasión de millares de esqueletos; una de las siete plagas es la invasión de langostas; para probar que Rahula es su hijo, Buda le da su anillo. Le dice «Tráemelo» y se multiplica en miles de seres idénticos a él. El hijo, sin parar mientes en los falsos Budas va directamente hacia su padre y le entrega el anillo.

Imaginé un desfile por las calles de Roma formado por cien mil Cristos cargando cada uno una cruz.

Con el injerto: Se une una parte de ru­miante, más otra de león, más otra de águila más un rostro hu­mano y se obtiene una esfinge; se pega un torso de mujer a la mitad inferior de un pez y se obtiene una sirena; se le agregan alas de pájaro a un andrógino y aparece un ángel. ¿Y por qué un ángel, en lugar de largos cabellos, no podría tener finísi­mos arco iris?

Con la transformación: un gusano se convierte en mariposa, un hombre en lobo, otro en vampiro, un robot en navío interplanetario, un hada buena en bruja, un dios en demonio, una rana en princesa, una puta en santa. En el Quijote los molinos se hacen agresivos gigantes, la posada se transforma en palacio, los odres de vino en enemigos, Dulcinea en noble dama, etc.

Con la petrificación: las hijas de Lot se convirtieron en estatuas de sal, la hija del rey Midas en estatua de oro, los aventureros que miraron a la Medusa en estatuas de piedra. El tiempo cesa de transcurrir, planetas, ríos, gente, to­do se paraliza para siempre. El universo es un museo que na­die visita; las golondrinas, transformadas en granito, caen co­mo lluvia mortal del cielo.

Texto tomado de Plano Sin Fin
Imagen: Dibujo a lápiz y coloreado digital, con algunos textos añadidos. Publicado por Alicia Borges


¡Questa Mattina!


Y En Nubes Pedimos: Háblanos De Imaginación

“El mundo es real aunque no vivamos en él sino en un mundo fantasmagórico nacido de nuestra imaginación”.
— Alejandro Jodorowsky

Maestro, ¿cómo defines a la imaginación?

IMAGINACIÓN: Llave a la libertad.

Si solo pudiera tener una, qué elegiría, ¿sabiduría o IMAGINACIÓN? ¿Quién es usted y qué es lo que lo vuelve tan “mágicamente atrayente”?

Alejandro Jodorowsky: Soy tu espejo: todo lo que ves en mí es lo que tú eres: mezcla de sabiduría e imaginación, mágica y atrayente.

La historia profunda de mi vida es la de un esfuerzo constante para expandir la imaginación, hacer retroceder sus límites, aprehenderla en su potencial terapéutico y transfigurador. Si algo enseño es imaginación.

Alejandro Jodorowsky



∼✻∼
Imagen: Imaginary holiday by Pushake (Ioana)
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

Alejandro Jodorowsky, Invitado De Honor Al Festival Trieste De Ciencia Ficción

Trieste Ciencia + Ficción Festival ha anunciado que el invitado de honor de la decimocuarta edición será el director chileno Alejandro Jodorowsky, al regreso a la dirección después de 23 años desde su última película y hasta la actual; la autobiografía visionaria “La danza de la realidad” (Chile / Francia, 2013).
Alejandro Jodorowsky, un icono del cine contracultura underground y de los 70's, autor de películas de culto como La Montaña Sagrada, El Topo y Santa Sangre. El Festival de Trieste de Ciencia Ficción le entregará el Premio a la Trayectoria Urania Plata (en colaboración con la revista Urania Mondadori), al reconocimiento, ya dado en años anteriores a personalidades que han dado forma a la historia de las películas de género como Darío Argento, Roger Corman, Joe Dante, Christopher Lee, Terry Gilliam, George Romero.

El chileno estará en Trieste hoy y ofrecerá al público la oportunidad para asistir a una conferencia/demostración en vivo de su ya famoso y tradicional cabaret Místico, hilarante y profundo, y que el autor ha sido capaz de explorar incluso en sus implicaciones dramáticas. El espectáculo precederá a la proyección de “La danza de la realidad”, que se estrenó en la Quincena de los Realizadores de Cannes en 2013 y es distribuido actualmente en Italia por Garabombo; movimiento de arte por Salvatore Pecoraro y Antonio Bertoli. La fecha de Trieste forma parte de la gira italiana de Alejandro Jodorowsky, que comenzó el 26 de octubre en Bari y tocó algunas de las principales ciudades italianas y en las que Jodorowsky acompañó personalmente el estreno de la película.

La presencia de Alejandro Jodorowsky será realmente un evento. Escritor, dibujante, ensayista, dramaturgo, director de teatro, fundador junto a Fernando Arrabal y Roland Topor del “Movimiento Pánico” en 1962, cineasta y poeta, ha firmado sólo siete películas en cuarenta y cinco años, logrando la obtención de una reputación indiscutible. “La danza de la realidad” será otra experiencia increíble: una autobiografía imaginaria que transcurre en los años de su infancia, en una cadena de recuerdos y sueños grotescos y alienados. “Después de haber sido separado de mi ego ilusión, busqué desesperadamente un camino y una forma de vida”. Esta declaración define el proyecto de su película biográfica muy bien dirigida: devolver la aventura y la investigación que ha sido su vida.

Para completar el homenaje al autor, habrá también el estreno nacional del documental de Jodorowsky Dune (EE.UU., 2013) de Frank Pavich en colaboración con Disney Media Distribution: La película cuenta el increíble e impresionante mundo de Alejandro Jodorowsky y su proyecto para hacer una adaptación cinematográfica de Dune, la obra maestra de Frank Herbert, en el que Mick Jagger, Orson Welles, Salavador Dalí, Moebius, HR Giger, Pink Floyd, Mike Olfield son sólo algunas de las estrellas que faltaron en la película y que cambiaría para siempre el mundo de la ciencia ficción.

Texto traducido del italiano

Fuente: sciencefictionfestival.org


La Doma Del Elefante (Tercera Parte)


Del mismo modo nosotros, para salir de la trampa personal, tenemos que entregarnos a una especie de agonía: «Vivo atado a relaciones inútiles que devoran mi tiempo y mi energía, y que me envilecen, disminuyen, destruyen. Trabajo en lo que no me gusta, he sepultado mis sueños. Debo cortar los nudos, enfrentar mi miedo a la soledad, perder todo lo que está sustituyendo a mi ser esencial, respirar libremente, sin obligarme a desear a quien no deseo. Aceptaré mi cuerpo como un aliado sabio, reaprenderé a sentir, comeré alimentos sanos, me despojaré de los pensamientos negativos, expulsaré de mi mente al Juez implacable, dejaré de ser mi peor enemigo, convertiré mi corazón en un canal que recibe y transmite el amor universal, lucharé contra mis deseos de posesión, siendo uno y todos a la vez, designaré como Maestro a mi Dios interior».
Cuando el elefante acepta a sus tres amos-sirvientes y colabora con la manada de paquidermos trabajadores, se le coloca en la pata trasera derecha una cadena en forma de pulsera. Para él, este anillo se convierte en un símbolo que significa que está prisionero. Mientras lo lleva, jamás intenta escapar. Pero si por cualquier circunstancia se lo quitan o lo pierde, de inmediato huirá hacia el bosque. Tolerando la pulsera, el elefante hace un juramento de fidelidad. Acepta la disciplina.
Así nosotros, comenzada la Gran Obra, aunque pasen los años continuaremos siendo fieles a nuestro trabajo. La primera fase de la disciplina consiste en el abandono de la agresión, rechazando las ideas influidas por el orgullo o el escepticismo, no hiriendo el cuerpo, los sentimientos, la creatividad ni el espíritu de los demás. Con benevolencia hacia los otros y hacia nosotros mismos, evitaremos las imposiciones crueles, reconciliando el rigor con la dulzura, consagrándonos a lo que es benéfico para el mundo. Con alegría, nos contentaremos con lo que realmente es nuestro y con lo que realmente somos. Más valiosa que mil grandes mentiras, se nos hará una ínfima verdad. Dejando de hablar de fracaso, diremos: «Este intento ha fallado, seguiremos intentándolo. No hay problemas, sólo dificultades. Nada me sucederá por debilidad, gobernaré mi vida».

Cuando el elefante acepta la pulsera en su pata, cambia sus berridos salvajes por un nuevo idioma que consiste en sólo dos palabras: ¡Mot! («¡Avanza!») y ¡Hara! («¡Detente!»). El elefante se convierte en un excelente trabajador. Cuando le ordenan avanzar o retroceder, así lo hace, transportando todo tipo de carga. Se ha transformado en un ser útil para la comunidad.
Nosotros podemos aprender a decir ¡Sí! y a decir ¡No! Somos capaces de vencer la inercia y damos la orden de avanzar hacia nuestra realización o bien de rechazar lo que nos sea nocivo. «Vivo tratando de seducir: ¡Hara...! Debo dejar de ser superficial: ¡Mot...! Experimento una gran tentación hacia algo que terminará dañándome: ¡Hara...! ¡Hara, esto no soy yo! ¡Mot, esto soy yo!»

La comida que le ofrece el cocinero ha sido preparada con gran dedicación, pensando en las necesidades energéticas del elefante. Nosotros, aparte de habituarnos a comidas saludables, debemos alimentar nuestros sentidos, nuestra creatividad, nuestro mundo emocional. Así, dejamos de ser personas que se enganchan a la primera cosa -sea en la amistad, el amor o el trabajo- que las solicita. Debido al miedo a perder, sin confianza en ellas mismas, carentes de disciplina, estas personas no desarrollan la capacidad de elección y aceptan, por ejemplo, alimentos contaminados o nocivos. Son, en el fondo, niños ciegos, incapaces de verse y por lo tanto de ver a los otros. Si establecen una pareja, esa relación va de crisis en crisis, convirtiéndose al final en una guerra continua... Las elefantas, domadas, ayudan al nuevo macho a integrarse en la manada. Nosotros debemos relacionamos íntimamente sólo con personas que hayan alcanzado nuestro nivel de consciencia. A quienes aún no se hayan sometido a la autodisciplina, podemos ofrecerles ayuda, pero sin entablar contactos amistosos o sexuales. Los terapeutas que se hacen amigos de sus pacientes o se acuestan con ellos comenten un lamentable error. Las elefantas ayudan al nuevo compañero, pero no se aparean al principio con él. Se impide al paquidermo salvaje actuar como un macho antes de estar completamente domado. Sólo podrá materializar sus deseos cuando la doma haya concluido. Entonces se le concede una hembra. Satisfecho, con alegría infinita, el elefante, al alba, se dirige al trabajo. Avanza arrastrando una cadena de siete metros que ha sido añadida a su pulsera. Con el cornaca en su nuca, se ha convertido en constructor.
Y así sucede con nosotros ahora: nos levantamos alegres para continuar con el trabajo. Trabajar en lo que nos gusta nos parece una fiesta. Desarrollamos la creatividad positiva con profundo placer. Por el contrario, gastar nuestro tiempo en fiestas destructivas nos angustia. Trabajando con disciplina, salimos de la hediondez y entramos en la fragancia. Los tres amos-sirvientes del elefante nunca lo dejan solo. Se despiertan con él, trabajan con él, lo alimentan, lo bañan, duermen junto a él... Nuestro intelecto -vaciado de conceptos inútiles-, nuestra emoción -liberada de todos los rencores- y nuestra libido -purificada de deseos no auténticos- nos inundan el cuerpo de energía, con la fluidez de un río limpio y transparente.
El elefante soporta sus rudas tareas porque tiene un par de horas de reposo en que lo llevan al río, lo sumergen en el agua y le rascan el cuerpo, que contrariamente a lo que se pudiera pensar tiene una piel muy sensible. Su mayor placer, aparte de poseer a las hembras, es ser rascado por sus tres amos-sirvientes. Gozoso, se revuelca en el agua, ofreciendo todo su cuerpo. Luego, regresa al trabajo cargado de alegría.
Cuando entramos en la vía iniciática, debemos también darnos tiempo para satisfacer a nuestro Yo personal: comer lo que nos apetezca, ver películas estúpidas pero entretenidas, asistir a un partido de fútbol, un ring de boxeo, un concierto, una discoteca, leer revistas eróticas, cómics... en fin, jugar. Hay personas que ejercen tal severidad sobre ellas mismas que a la larga arruinan su trabajo espiritual. Su neurosis acaba sobrepasando la de aquellos que se revuelcan en mediocridad. Debemos tratar a nuestro Yo personal como si fuera un niño, o sea no se le puede tener estudiando todo el día, hay que concederle recreos. Un carnaval es necesario de cuando en cuando. Después de los momentos de libertad caótica que nos ha ofrecido, podemos entregamos a la más férrea de las disciplinas...
El elefante parece ya completamente domesticado. Trabaja como el que más pero, de pronto, por un pequeño agujero que tiene bajo cada sien, le comienza a correr una sustancia grasa, untuosa, de intenso aroma. Es el almizcle. Esto indica que el animal está en celo. Sus sirvientes entonces lo dejan tranquilo sin forzarlo a trabajar, porque si lo hicieran él no obedecerá, y si insistieran podría llegar a matarlos. El celo, deseo sagrado al servicio de la reproducción, no admite amos.
Hay momentos creativos o terapéuticos en que debemos dejar que la naturaleza se exprese a través de nosotros. Su acción es más rápida que lo mental o lo emocional, es como el estallido de un rayo. En trance, nos entregamos a aquello que nos reclama, sin dudar. El más leve titubeo rompería el encanto y la autenticidad. Hemos logrado alcanzar la certeza.

Continuará...

∼✻∼
Consejos de Alejandro Jodorowsky, en Cabaret Místico” 

¿Conoces Eso A Lo Que Llaman “Amor”?

“No se puede amar sino lo que se ama desde antes. ¿Cómo podrías buscar lo que no conoces?”
— Alejandro Jodorowsky 

Diálogos vía Twitter 
Preguntan a Alejandro Jodorowsky en Twitter:
- @fregoteo: Entonces, ¿cómo decir que encontraste algo nuevo, si lo que buscas ya lo conoces? ¿cómo reconoces algo que aún no has conocido?
Respuesta: Lo que buscas ya lo conoces pero no lo recuerdas. Cada uno de nosotros es el universo, tenemos millones de años. Amar es recordar.
__

¿Qué es el amor para los sufís?

En palabras del gran poeta Rumí: “Por mucho que describamos y expliquemos el amor, cuando nos enamoramos nos avergonzamos de nuestras palabras... Al explicarlo, la razón se atasca, como un asno en el fango. ¡Nada, salvo el Amor mismo puede explicar el amor y los amantes!”

“No tenemos ni idea de lo que es el Amor: Si lo supiéramos, pasaríamos los días y las noches cantando sus alabanzas y sus nombres, de la misma manera en que lo hacen los pájaros y manifiestan las flores”.
__

Una parábola puede explicarlo:

El sol y el viento discutían para ver quién era el más fuerte.
El viento decía: ¿Ves aquel anciano envuelto en una capa? Te apuesto a que le haré quitar la capa más rápido que tú.
Se ocultó el sol tras una nube y comenzó a soplar el viento cada vez con más fuerza, hasta ser casi un ciclón, pero cuanto más soplaba tanto más se envolvía el hombre en la capa. Por fin el viento se calmó y se declaró vencido.
Y entonces salió el sol y sonrió benignamente sobre el anciano. No pasó mucho tiempo hasta que el anciano, acalorado por la tibieza del sol, se quitó la capa.
El sol demostró entonces al viento que la suavidad y el amor de los abrazos son más poderosos que la furia y la fuerza.

Actitudes incompatibles con el amor son el afán de poseer, los celos, la agresividad, la dependencia, la dominancia, la exigencia...
__

“Siempre he creído que tanto las mujeres como los hombres tenemos un alma femenina y el espíritu masculino. Entonces el verdadero amor es andrógino y la verdadera pareja se hace entre cuatro, lo masculino-femenino que existe dentro del hombre y lo masculino-femenino que existe en la mujer. Ésa es la verdadera y mejor relación”.

Alejandro Jodorowsky


∼✻∼
Imagen: Birds by JFC
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

jueves, 30 de octubre de 2014

Encuentro Con Alejandro Jodorowsky En Roma (Vídeo En Francés Subtitulado En Italiano)

Comingsoon.it se reunió con Alejandro Jodorowsky en Roma, luego de que brindara una emocionante conferencia/clase magistral. La presentación de la película “La Danza de la Realidad” seguirá su gira por Italia, donde agotó en Bari y continuará durante una semana hasta culminar en el Festival Internacional de Películas de ciencia ficción que se celebra en Trieste (Festival Trieste Ciencia + Ficción 2014) desde el 29 de Octubre hasta el 3 de Noviembre. Alejandro Jodorowsky, junto a Sasha Grey es uno de los dos super invitados en dicho festival, y será allí donde se le entregue un premio.

Fuente: Comingsoon.it

El Mejor Remedio Para La Pereza Es Un Masaje Con Aceite De Látigo. -Alejandro Jodorowsky

Diálogo vía Twitter 
Comentario de un seguidor en Twitter:
- @renedoonworld: Considero y puedo equivocarme que habría que premiar las virtudes en vez de castigar los defectos.
Alejandro Jodorowsky: El castigo dado por otro no tiene la dignidad y virtud del autocastigo. El ego es un elefante loco, y tú su severo director.


∼✻∼
Imagen: The Maestro and the Elephant by Kayla Edgar
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

La Doma Del Elefante (Segunda Parte)


En el arcano XX (El Juicio) del Tarot, vemos un personaje central emergiendo de una fosa. Para llegar a la Consciencia, antes se ha sumergido en las profundidades de la tierra. Ha entrado en su naturaleza esencial... Si queremos progresar, primero debemos convencer a nuestro Ego intelectual: «¡Basta de ilusiones mentales! ¡Ven! ¡Fúndete en tu cuerpo, siente tu materia!». Para ello, las enfermedades son una excelente ayuda. Por ejemplo, algunos famosos directores de cine han sido tuertos. Cuando tenían dos ojos, experimentaban cierta dificultad para concentrarse. Sin cesar, multitud de cosas atraían su mirada. Al perder un ojo, pudieron centrarse en una sola cosa como nunca habían hecho, porque ya no contaban con las facilidades de antes... Un elefante salvaje posee muchas hembras, devora un árbol completo en un día, pero cuando cae en el hoyo se ve privado de alimentos y de compañía. 

Para comenzar a domar nuestros egos debemos encerrarnos para meditar, vaciar la mente, el corazón, el sexo y cambiar nuestros hábitos físicos. Es decir, abstinencia sexual, variar las horas de sueño (si antes dormíamos mucho, ahora dormir poco o viceversa), tomar otro tipo de alimentos (si comíamos carne, hacernos vegetarianos; si éramos vegetarianos, empezar a comer carne), vaciar de objetos inútiles el lugar donde vivimos, dejar de leer, de ver televisión o de escuchar música y programas radiofónicos, de hablar por teléfono, de consumir drogas. Como el elefante que ha caído en la trampa, aislarse entre paredes vacías. No debemos decirnos «Haré esto durante tantas horas o tantos días». El elefante ha de permanecer en el hoyo el tiempo que sea necesario. 
Cuando el elefante está exhausto, se le saca de la trampa, se le amarra con una gruesa cuerda la pata trasera izquierda a un árbol robusto y se hace lo mismo con la pata delantera derecha: así, amarrado en diagonal entre dos árboles, el elefante se encuentra estirado. La marcha, los paseos, las búsquedas se han detenido. Ya no puede elegir. Esta situación, al despertarle una rabia tremenda, le proporciona nuevas fuerzas. Mueve lo único que puede mover, su trompa, haciéndola girar como una hélice. Si le ponen una rama a su alcance, en lugar de devorarla, la arroja lejos con una violencia impresionante. Si lo dejaran suelto sería capaz de matar a cientos de personas. 

Ciertos individuos parecen muy gentiles, pero en el fondo llevan dentro un mar de rabia no expresada. Son cóleras que acarrean desde su infancia, producto de abusos, prohibiciones arbitrarias, ausencias o falta de atención y de cariño. A veces la furia secreta es tan grande que el que la padece engorda, otros adelgazan, a veces se les tuerce la columna vertebral, se llenan de eczemas o echan a perder su dentadura: son los mordiscos, gritos, puñetazos o patadas que no se han atrevido a dar... Para domar el Yo personal debemos permitimos, como el elefante atado por las patas a dos árboles, expresar nuestra rabia. Uno de esos árboles es la familia materna; el otro, la familia paterna. La cólera que llevamos dentro comienza cuando aún somos un feto en el vientre de una madre neurótica, y se acentúa al entrar en contacto los dos árboles genealógicos que se han unido cuando nacemos. Esta cólera se nos extiende hasta nuestros propios hermanos, padres, tíos, abuelos o bisabuelos; hasta la sociedad o la historia; incluso más allá aún: hasta la totalidad del universo; hasta Dios, monstruo cruel, vengador, asesino. Cuando el niño sufre, acumula una rabia cósmica... Hay que pararse frente a un muro y gritar, llorar, golpearlo con violencia, insultar a quien nos venga a la mente, vaciamos de tal indignación. Esto nos hará darnos cuenta de que encerrábamos en nuestro corazón un elefante loco de furia. Algunos, que no han tratado de domar sus egos, atropellan transeúntes con su automóvil con la excusa de que iban bebidos, o bien, aunque sean profesores de filosofía, estrangulan a su mujer o se suicidan lanzándose por la ventana. Muchos creen estar bien porque se sienten satisfechos. Pero apenas los acosa una penuria, el elefante loco los domina... Las rabias acumuladas, poco a poco, van convirtiéndose en odio a la vida y en autodestrucción. 
El elefante amarrado expresa su cólera precisamente porque las cuerdas le impiden actuar. Cuando se emprende la doma del Yo personal, aprendemos a aceptar los sentimientos violentos o negativos sin ninguna vergüenza, para luego poder expresarlos. Lo que es, es. Por ejemplo, podríamos cavar un hoyo en la tierra, tendernos de bruces y vaciar en él, vociferando, nuestros insultos y quejas. Luego, volver a llenar el agujero dejando así, metafóricamente, enterrada nuestra rabia. Una vez que el elefante, sin comer ni dormir, ha expresado su furia, se entristece. Parece decidido a morir. Ya nada lo ata al mundo, ha perdido sus anteriores motivaciones. Antes podía, sin problemas, pasearse por la selva con total libertad. Ahora es consciente de que esa misma libertad lo ha conducido a su perdición. En realidad, el destino de los elefantes libres en India es ser liquidados por cazadores de marfil. Sólo pueden subsistir en cautividad... Nosotros, los humanos, tampoco somos libres. No podemos ser salvajes. Debemos entregamos a la cautividad social y cultural. No hemos cesado de darnos como razón de vivir nuestro propio rencor... Sabiéndola imposible, por esa libertad ideal nos sacrificarnos, por ella soportamos la vida, por ella sufrimos. Creemos que ese peso doloroso es nuestra identidad. Llevamos en el buzón un elefante hediondo disimulado bajo toda clase de perfumes. Mas cuando expresamos nuestro furor, cuando nos decimos «¡Basta, esta saña no soy yo!», cuando dejamos de beber, de fumar, de drogamos o de ir de aventura sexual en aventura sexual, nos agobia una completa tristeza. Caemos en lo que llamamos «depresión». Echamos de menos el rencor, el desprecio, la agresión hacia nosotros mismos. Queremos pelear contra algo, la jaula social se nos presenta como libertad y la libertad interior nos parece una trampa. 
Atado a los árboles, el elefante insiste en no comer ni beber. Nadie trata de obligarlo a alimentarse. Es una dramática espera. El animal debe elegir: o se deja morir o se decide a vivir aceptando un amo. Si opta por lo segundo, se calma y dócilmente deja que se le acerque un primer hombre, aquel que durante toda su vida será su cornaca. Enseguida llegan otros dos más: el cocinero que preparará su comida y el ayudante que lo bañará cada día. Un paquidermo, masa imponente, podría ser comparado con el elemento Tierra. En cuanto a sus tres amos-sirvientes: uno trabaja con el Fuego, puesto que prepara bolas de cereal cocido; el otro trabaja con el Agua (el elefante necesita beber 300 litros diarios, además si se le impide bañarse, muere de tristeza); y el tercero, el cornaca que educa su mente, representa el Aire. Son los cuatro elementos de la Alquimia. A ese cuerpo que ha aceptado la domesticación, se aproximan tres aliados para proponerle un nuevo alimento, una nueva Consciencia y una nueva forma de amar. 

Continuará...

∼✻∼
Consejos de Alejandro Jodorowsky, en Cabaret Místico” 

Comunicado De La Producción De La Película La Danza De La Realidad


Pedimos disculpas por las molestias. La presencia de Alejandro Jodorowsky programada para esta noche en Spazio Alfieri fue cancelada por problema de salud. Este es el comunicado de prensa (Imagen).

Roma, 30/10/2014
Fuente: Spazio Alfieri en Facebook

Microcuento De Alejandro Jodorowsky: Vida Debajo

Nubes De Dosis Diarias: Microcuento De Alejandro Jodorowsky: Vida Debajo: El hombre tímido decidió vivir bajo un elefante. Entre las cuatro poderosas patas, protegido por el cuerpo gris, se encaminaba a su trabajo....

Alejandro Jodorowsky Presenta Hoy La Danza De La Realidad En Firenze, Italia


Desde hoy 30 de Octubre y hasta el 09 de Noviembre se proyectará en los cines de Florencia (Firenze) “La Danza De La Realidad” (ya todo agotado). Previo al film se presentará una retrospectiva de sus películas. Es por esto que Alejandro Jodorowsky hoy Jueves 30 de Octubre estará presente en el Spazio Alfieri en Firenze y se reunirá con el público, ansioso de escucharlo luego de su tan esperado regreso a la dirección.

Texto traducido del italiano 

Consulta aquí la agenda de actividades de Alejandro Jodorowsky en Italia

Y En Nubes Pedimos: Háblanos De Fracasar

“No es malo fracasar. Lo malo es no convertir el fracaso en impulso para el triunfo. Los obstáculos son desafíos, insiste sin cesar”.
— Alejandro Jodorowsky

Maestro, ¿cómo defines el fracasar?

FRACASAR: El fracaso es un maestro que nos fuerza a abandonar una actividad poco apropiada para nosotros por otra más conectada con nuestra esencia. 

Entiendo, pero que malestar produce FRACASAR...

Fracasar es útil para observar qué cosas no deberíamos repetir, es una experiencia que siempre viene a demostrar algo y que permite descubrir verdades que desconocemos.

Alejandro Jodorowsky


∼✻∼
Imagen: The Fail by Angela Rosati
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

Tres Fábulas Pánicas De Alejandro Jodorowsky Sobre El Fracaso [Serie “Aprendiendo A Fracasar”]

[Serie “Aprendiendo A Fracasar” N°1] 



[Serie “Aprendiendo A Fracasar” N°2] 



[Serie “Aprendiendo A Fracasar” N°3] 


__

El Fracaso O El Triunfo


Alejandro Jodorowsky: “Lo que es castigo para unos es premio para otros. Muchas veces, lo que llamamos “fracaso” hace que abandonemos una actividad que no nos corresponde por otra más acorde con nuestra verdad”.

Alejandro Jodorowsky en “Cabaret Místico”. (Ed. Siruela)

__

A Propósito De Fracasar...




∼✻∼
Imagen: Step Out of Your Frame by Ay-My-Gulay
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

miércoles, 29 de octubre de 2014

Maestro, ¿Por Qué Elefantes En Sus Películas?


∼✻∼
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

La Doma Del Elefante (Primera Parte)


Alejandro Jodorowsky: En la antigua China, al Ego (es decir, un Yo personal dividido en cuatro partes competidoras que no han logrado la unidad con el Yo superior) lo llamaban el elefante perfumado. Un paquidermo tan fragante sólo podían lucirlo grandes mandatarios y monjes iluminados. El resto poseía un elefante hediondo.

El elefante perfumado es progresivo, el hediondo es regresivo. Este último se desprecia, padece toda clase de enfermedades, no puede concentrarse, no deja de criticarse a sí mismo, se detesta. Y este odio lo proyecta sobre los demás. A veces, ocultando su hedor, simula ser adulto, se hace cada vez más poderoso, cada vez más célebre, tiene cada vez más empleados, más dinero, más éxito social, envenena cada vez más al mundo con sus industrias, parece sentirse cada día mejor... pero, en su interior, no soporta su fetidez.

El Yo esencial colectivo, siguiendo una tradición milenaria, ha inventado chistes sobre elefantes. He aquí tres:

1. Es fácil acusar a alguien de mentiroso, pero ¿cómo estar seguro? Por ejemplo, si usted me señala su buzón asegurándome que está vacío, y yo decido abrirlo y dentro encuentro un elefante, dígame: ¿quién ha mentido, usted o yo?

2. Un célebre explorador ha sido capturado por una tribu de salvajes que lo condena a que un elefante le aplaste la cabeza. Lo amarran y lo tienden en el suelo. Se acerca un enorme elefante blanco que levanta su gruesa pata sobre el pobre explorador. Justo en ese momento, la mirada del paquidermo y la mirada del hombre se cruzan. El explorador retiene una exclamación de alegría. Recuerda: «Hace diez años, al pie del Kilimanjaro, socorrí a un elefante blanco alcanzado por una flecha. La bestia se me acercó, casi agonizante. Le extraje la flecha, le desinfecté la herida durante varios días, y finalmente le salvé la vida. ¡Qué maravillosa coincidencia encontrarlo ahora! Los elefantes tienen una memoria prodigiosa: este buen animal, agradecido, me va a salvar la vida. ¡Dios mío, qué rescate inesperado!». Entonces el elefante blanco levanta la pata, la baja y le revienta la cabeza. ¡No era el mismo elefante blanco!

3. Un director de circo, durante una función que dan en una pequeña ciudad, ofrece un enorme premio al espectador que sea capaz de hacer aullar a su elefante. Pero nadie cree lograrlo, excepto un enano que baja a la pista y dice muy presumido: -¡Yo sé cómo hacerlo! Lo encierran solo con el elefante y al cabo de cinco minutos se oyen berridos espantosos. El enano cobra su dinero y se va sin dejar su dirección. Tiempo después el circo vuelve a la pequeña ciudad y esta vez el director propone un premio diez veces más alto por una proeza aún más difícil: ¡hacer que el elefante hable delante del público! Por supuesto, nadie se atreve a aceptar el desafío. Entonces, baja el enano a la pista; mira despectivamente a todos y pide que el elefante se arrodille. Luego se acerca a la bestia y le murmura algo al oído. El elefante grita con inmenso pavor: -¡No, por favor! ¡Nunca más! El público, entusiasmado, aplaude al enano, excepto el director del circo, que se le acerca pasmado: -¿Cómo has podido? ¿Qué le has dicho? -Bueno -responde muy tranquilo el enano-, sólo le pregunté «¿Quieres que te vuelva a hacer lo que te hice la última vez?».

En cierta manera, en el primer chiste, quien afirma haber encontrado un elefante en el buzón está diciendo la verdad. Un gran porcentaje de gurús, bajo una aparentemente santa y humilde disposición al intercambio espiritual, ocultan unos monumentales egos. Muchos empresarios, políticos y celebridades, a pesar de declararse, y publicitarse, defensores de causas que protegen a los necesitados, albergan un pestilente elefante en su buzón.

En el segundo chiste, podríamos argüir que el elefante blanco es en realidad el mismo que el del pasado, pero ahora que no necesita nada del explorador muestra su verdadera personalidad. Así es el Ego hediondo: mientras está pidiendo, es dependiente, se hace el humilde, el agradecido, pero muy en el fondo odia a quien le da porque se siente humillado. Cuando llega su momento de poder, abusa, se otorga importancia, se precia de su ingratitud llamándola astucia, considera que la afrenta que le hicieron por darle lo que ahora llama «limosna» debe ser vengada. Las personas que no han desarrollado su Yo superior ni su Yo esencial no son de fiar. En su interior luchan innumerables mezclas de egos tratando de obtener el mando. Al que lo logra, muy pronto otro ego lo destrona. Es así como el elefante blanco de hoy, mañana puede conducirse de forma totalmente diferente. No hay continuidad en sus acciones.

En el tercer chiste asistimos a una misteriosa doma: el enano domina, por medio del terror, al elefante... El pequeño hombre, si se quiere dar una interpretación profunda al cuentecillo, representa la voluntad del Yo superior, al servicio del Yo esencial, actuando con autoridad sobre el Yo personal. Hace algunos años, cuando yo filmaba en India Tusk, sobre la vida de un elefante en cautividad, asistí a una penosa escena. Un paquidermo había destrozado, por accidente o por rabia, un decorado. Su cornaca (domador), un hombre pequeño y muy delgado, con una autoridad cruel que me asqueó, empleando su gancho de acero comenzó a golpear al animal hasta ensangrentarlo. La bestia, enorme, en lugar de aplastarlo, se encogía, berreaba, orinaba, defecaba, como un niño. Quise impedir que lo siguiera castigando, pero el oficial encargado del equipo me detuvo. «No intervenga. Ese hombre sabe lo que hace. Se detendrá cuando esté seguro de que el elefante ha comprendido. Si no es así, la próxima vez el animal no destruirá un decorado sino que comenzará a matar gente.» En ese momento sentí mi Yo personal como un elefante indisciplinado y me di cuenta de cuán indulgente había sido: le toleraba sus contradicciones, sus ambiciones desmedidas, sus múltiples temores. Supe que de ahí en adelante, para lograr una perfecta unidad en mis actos, debía comportarme como ese cornaca, rechazando con severa voluntad todo aquello que me alejara de mi verdad esencial.

Pasé varios meses trabajando en el reducto de una manada de paquidermos. Viendo la manera en que los cornacas los domaban, aprendí muchas cosas útiles para educar a mis egos regresivos. En primer lugar, para poseer un elefante es preciso capturarlo. Sucede lo mismo con el Yo personal: para trabajar sobre él hay que decidirse a cazarlo, porque se comporta como un animal esquivo, se defiende, miente, lucha por no cambiar y, si tratan de domarlo, cree perder su identidad y escapa a todo intento de transformación... Para cautivar a un elefante los hindúes cavan un gran hoyo en el suelo, enseguida colocan hojas de árbol y hembras cerca de la trampa. Atraído por el sexo y el alimento, el elefante salvaje cae dentro de ella.

Continuará...

∼✻∼
Consejos de Alejandro Jodorowsky, en Cabaret Místico” 

AUNQUE, Por @alejodorowsky


Aunque las migas son también pan, si te nutres sólo de ellas te harás paloma triste. Mereces un amor completo.
Aunque no seas nada, no puedas nada, ni sepas nada, ten la voluntad de ampliar tu conocimiento para ayudar a los que sufren.
Aunque no te dejen vivir como deseas, puedes no vivir como ellos.
Aunque verte es un regalo, llevo en la garganta el dolor de la futura despedida.
Aunque mi lobo ya no tiene dientes, muerdo con pasión los espejismos. Pueda en el mal crecer una rosa.
Aunque nuestras tumbas sean diferentes, todos morimos igual.
Aunque temas amar, amas. El verdadero amor es incontrolable.
Aunque no tengas nada, si te tienes, tienes todo.
Aunque el camino de la Gran Obra está sembrado de fracasos, la lluvia azota al leopardo pero no le borra sus manchas.
Aunque tengas una familia numerosa, otórgate un territorio personal donde nadie pueda entrar sin tu permiso.

∼✻∼
Imagen: WebTreatsETC
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

Acepta No Ser Propietari@ De Nada, Devuelve Con Gratitud Lo Que Te Ha Sido Prestado. -Alejandro Jodorowsky

Nubes De Dosis Diarias: Acepta No Ser Propietari@ De Nada, Devuelve Con Gr...: Un marido mira la televisión mientras su mujer está tomando una ducha. Llaman a la puerta y el marido grita: “¡María, ve a abrir porque yo ...

Alejandro Jodorowsky Estará Hoy En Bolonia, Italia


En su etapa de promoción romana, Alejandro Jodorowsky habló de su vida, del encuentro con la curación que le ha introducido a la psicomagia, la técnica de curación que él mismo practica, de su antipatía con los distribuidores de películas americanas y de cine. Ha regalado un afectuoso recuerdo de Fellini: “Una vez he venido a Roma para presentar mi película “Santa sangre”, y le dije a un periodista que el director que me había influido en la mayor parte era Fellini: y me invitó al set de “La voz de la luna”, y cuando me vio estiró sus brazos y gritó: “¡Jodorowsky!” , y yo le dije, “papá”. Mi conversación con Fellini fueron dos palabras: Jodorowsky-papá, pero nunca lo olvidaré”.

Alejandro Jodorowsky hoy Miércoles 29 de Octubre está presente en la Cineteca en la Piazzetta de Pier Paolo Pasolini (entrada a través de Gardino 65) en Bolonia para presentar su última película, narrar e interactuar con el público en dos momentos diferentes del día: 

  1. 16.45 horas en la sala de Mastroianni.
  2.  A las 20.00 horas en el Auditorio.

Texto traducido del italiano

Consulta aquí la agenda de actividades de Alejandro Jodorowsky en Italia

Otra Mirada A La Confianza

“Si no se puede creer, no se puede crear. Si no se puede confiar, no se puede amar”.
— Alejandro Jodorowsky

“En una relación de pareja la confianza en el otro es una piedra angular. Confiar implica una idea de creer en el otro, sentir que se le conoce y que nos conoce, lo que brinda sensación de seguridad, tranquilidad y armonía dentro de una relación.La confianza dentro de una “relación de pareja”, va a estar cruzada por la temática de la fidelidad-infidelidad”.

Andrea Garcia Portaluppi

¿Es acaso obligatorio ser fiel?

Alejandro Jodorowsky: La fidelidad por obligación, es infidelidad a ti mismo. No eres fiel por voluntad de serlo, eres fiel por ausencia de otros deseos. Ser fiel por deber es una aberración. Ser fiel porque se ama es una realización.


∼✻∼
Imagen: Relationship by Is-blind (Oliver)
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

Y En Nubes Pedimos: Háblanos De Confianza

“El pez tiene confianza en el agua, aunque sea en el agua donde es cocinado”.
— Alejandro Jodorowsky

Maestro, ¿cómo defines la confianza?

CONFIANZA: Fe absoluta de haber nacido porque el universo entero así lo quiso: todo lo que nos sucede es para bien.

Mencionas al pez, luego al agua. Permítenos ahora llenar nuestra copa en la fuente de tu sabiduría. Dinos algo más acerca de la CONFIANZA...

Alejandro Jodorowsky: La confianza es como una copa de cristal. La menor fisura la inutiliza para siempre.


∼✻∼
Imagen: Summertime by Yathish
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

Un Regalo.


Idea del proyecto y ejecución: Débora Tenenbaum, inspirada en actos piscomágicos de Alejandro Jodorowsky.


28 Autoretratos Menstruales, exposición colectiva. Producido en Barcelona 2009 / Publicado en Rosario, Argentina 2012

Una Visión Subjetiva

“El mundo es una visión subjetiva, formada por aquellas posibilidades que elegimos entre infinitas otras posibilidades”.
— Alejandro Jodorowsky 

Cada vez que insistimos en encajar la “realidad” con nuestra visión del mundo, estamos comprando un boleto en la rifa de la decepción. Llega el momento de cortar con el pedido pueril de que sean otros quienes nos expliquen la manera de entender la vida.

Montserrat Tubau 
__

Alejandro Jodorowsky: La palabra no es la cosa, es sólo un símbolo de la cosa. La palabra sin la cosa es mentira. El mundo tal como lo concibes, no es el mundo. Buscamos cosas, sólo hay mente. Buscamos la mente sólo hay cosas. Buscamos a los otros, sólo hay yo. Buscamos nuestro yo, sólo hay los otros. Cuando desaparece el aislamiento subjetivo, ya no se siente al mundo como un objeto intratable, la isla se hace archipiélago. Somos como un ojo que ve pero que no puede verse a sí mismo. No trates de definirte, vive.


∼✻∼
Imagen: Mistress of Vision by Yathish
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

martes, 28 de octubre de 2014

Lo Que Llamamos “Educación”

Claudio Naranjo: En la sociedad actual, lo que denominamos la civilización, predomina el cerebro racional y tiene lugar el imperialismo de la razón sobre lo emocional y lo instintivo.

Pero esta razón que impera, ¿es realmente racional o más bien irracional?

Ahí has dado en el clavo, porque en realidad no es racional ni inteligente, desde el punto de vista de los resultados en el bienestar social y personal. Ha corrompido conceptos como la inteligencia, la eficacia o la racionalidad misma. Es una mente rígida, aislada, autoritaria y normativa que busca resultados y ganancias a corto plazo, pero ganancias desde el punto de vista competitivo, materialista o consumista, no en cuanto al bienestar profundo, desarrollo personal o convivencia con el medio. Y, en consecuencia, toda la educación está sujeta a este paradigma racionalista.

¿En qué se manifiesta este paradigma racionalista?

En considerar la educación un mero traspaso de información, alejado de objetivos como el autoconocimiento, que debería ser prioritario. Y así vemos cosas en la escuela como que un niño o una niña llora y le llaman la atención.

Y si se ríe le echan de clase.

Las emociones están prohibidas. Y lo instintivo aún más. Y sin embargo, para que la persona esté sana en una sociedad sana sería preciso el equilibrio entre los tres cerebros. Armonizar los binomios competencia/colaboración, agresión/ternura. Desarrollar una sana agresión en vez de la agresividad depredadora imperante. Y sobre todo desarrollar la capacidad amatoria, la ternura.

Extracto de una entrevista a Claudio Naranjo


∼✻∼
Imagen: Epicurus by Yathish
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

Psicomagia Aplicada Para Superar La Frigidez

En el inconsciente colectivo la mitología permanece activa y puede actuar, de forma sutil, sobre nuestra realidad. Aunque hayamos olvidado el lenguaje de los símbolos, éstos influyen en nuestro comportamiento. El pavo real, para los antiguos cristianos, era símbolo de resurrección, pues al acercarse el invierno pierde las plumas de la cola pero, al llegar la primavera, le vuelven a crecer. Con esa cola llena de «ojos» el pavo gira alrededor de la hembra, fascinándola. Esas plumas están cargadas de embrujo sexual. La mujer vive su frigidez como si algo en ella hubiera muerto. Por eso su carencia de placer es comparada con el frío de los cadáveres. Entonces, recomiendo a la consultante que:

Antes de realizar la unión sexual, ha de pedir a su amante que le acaricie el sexo con una pluma de pavo real durante media hora, a continuación sentirá renacer su capacidad de goce. Cuando sea penetrada, y mientras el hombre realiza sus movimientos pélvicos, ella debe reventarle, uno a uno, un huevo crudo en la cabeza exclamando: «¡Toma!». Si después de estrellar diez huevos no ha tenido su orgasmo, deberá simularlo lo más exageradamente posible y luego, durante siete días, por la mañana al despertarse y por la noche antes de dormir, repetirá esta simulación.


∼✻∼
Alejandro Jodorowsky en “Manual de Psicomagia”.
Imagen: Peacock by CRG Photography