domingo, 1 de noviembre de 2015

Eres Libre Para Tomar Decisiones


Darle forma a nuestro proceso de toma de decisiones para aceptar y purificar nuestro cuerpo emocional, es algo que nos cuesta a todos. Porque nuestro libre albedrío, lo sabemos utilizar sin problemas cuando tomamos decisiones cotidianas. Pero cuando estamos influenciados emocionalmente, lo único que nos permite tomar decisiones desde la verdad, es si estas decisiones las tomamos desde la consciencia o inconsciencia.

Nos sentimos libres escogiendo café o té, el color de la ropa que vamos a llevar, si pantalón o falda, si el pelo recogido o suelto, si con gorra o sin... un sinfín de decisiones automáticas con las que nos sentimos amos de nuestra vida. Entonces nos aparece una situación que hay que gestionar desde el corazón y parece que nos obturamos, paralizamos, actuamos sin pensar o pensando en exceso, acabando en una tormenta mental-emocional donde se mezclan lágrimas, enfados, dolor y sufrimiento.

Para nosotros es diferente a crear nuestro día, energéticamente no es así, de hecho funciona de la misma manera, o nos supeditamos a la mente o dejamos fluir naturalmente, un dilema del que no somos conscientes.

La energía de hoy nos habla de definir la forma y esta viene apoyada por la energía del humano, él te habla de libertad natural, la misma con la que actúas decidiendo si vas a tomar un café o un té. En muchísimos aspectos no dejamos que otros nos supediten a su voluntad, somos orgullosos y egoístas, pero cuando se trata del corazón dejamos que nos afecte tanto que nos nubla la visión y con ella la claridad mental que la pueda acompañar.

Aprovechemos hoy para tomar consciencia de cuándo usamos nuestra libertad y cuándo no, en que aspectos, parcelas, temas, situaciones, personas... eliminemos la parte dramática y veamos que queda, es un buen ejercicio de atención consciente y conocimiento estructural. Sintámonos libres para sentir.

Cuando sentimos quiere decir que escuchamos a nuestro corazón, que experimentamos la parte energética del Ser, para conocernos mejor, para ser capaces de crear belleza en cada una de nuestras decisiones, como algo natural e inherente a nuestra condición humana.

Déjate influenciar por lo que tu espíritu le susurra a tu corazón, yo soy otro tú.

Fuente: Espejo Magnético 
Ilustración: Sara Fratini   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada