lunes, 2 de noviembre de 2015

La Vida Es Demasiado Corta, Para Hacerla Pequeña. Benjamín Disraeli


Cuenta una leyenda persa, que el poeta Sadí, cuando en su juventud era esclavo, dio a su amo una hermosa rosa, acompañada de un sencillo poema:

“Haz bien a tu siervo mientras puedas hacerlo, pues el tiempo para poder hacerlo es tan transitorio como la belleza de esta flor”.

Parece ser que esta hermosa verdad tocó el corazón del amo de tal manera, que le dio la libertad al que más tarde llegó a ser clásico de las letras persas.

...Y esa misma verdad debería movernos a usted y a mí.

Hagamos el bien a quienes nos rodean, pues “el tiempo para hacerlo es tan transitorio como la belleza de una flor”.

¿Puede usted regresar las agujas del reloj y hacer retornar el pasado?

¿Puede ir atrás en el tiempo y corregir el mal que haya hecho, o hacer el bien que no hizo?

No, el ayer, para bien o para mal, ha quedado sepultado para siempre.

Pero tiene usted el día de hoy.

¿Se ha preguntado alguna vez por qué se le permite vivirlo? ¿Tendrá Dios un propósito específico que usted deba cumplir? ¿Será una oportunidad más de disfrutar de la vida y facilitar que los demás la disfruten también?

Creo que hay una enorme sensatez en vivir el presente.

Si ama a sus hijos, acarícielos hoy, mañana se habrán ido. Si ha de ayudar a un amigo, hágalo hoy, quizá mañana ya no lo necesite, ni usted pueda oírlo.

Benjamín Disraeli dijo:

“La vida es demasiado corta, para hacerla pequeña”.

Lo negativo: Decidirnos a actuar en beneficio de los demás, cuando ya no puedan disfrutarlo.

Lo positivo: Comprender que si deseamos hacer el bien, hoy es el tiempo para hacerlo.

Autora: Brenda Rodriguez

∼✻∼
Montaje de Imagen: Manny Jaef 
@alejodorowsky en Twitter

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada